Cómo evitar problemas digestivos en niños durante el verano
Crianza
Escrito por Dr. Mar López - Pediatra
Llega el verano y estamos deseando despedirnos de los mocos, las toses y todas las infecciones del invierno, ¡queremos un descanso de tanto virus! Pero ahora puede que sea “la barriga” la que nos haga visitar la consulta del pediatra: Gastroenteritis, intoxicaciones alimentarias o deshidratación son algunas de las consultas que se hacen más en verano. ¡Hoy te cuento todo lo que necesitas saber para evitar problemas digestivos en niños durante el verano¡
Cómo evitar problemas digestivos en niños durante el verano.
Cómo evitar problemas digestivos en niños durante el verano.
Crianza
Escrito por Dr. Mar López - Pediatra
Llega el verano y estamos deseando despedirnos de los mocos, las toses y todas las infecciones del invierno, ¡queremos un descanso de tanto virus! Pero ahora puede que sea “la barriga” la que nos haga visitar la consulta del pediatra: Gastroenteritis, intoxicaciones alimentarias o deshidratación son algunas de las consultas que se hacen más en verano. ¡Hoy te cuento todo lo que necesitas saber para evitar problemas digestivos en niños durante el verano¡

¿Qué debemos tener en cuenta

Antes de hablar de gastroenteritis (que es la estrella del verano), te voy a contar algunas cosas que puede que notes en tu peque este verano y que no son enfermedades:

Los peques pueden tener menos apetito

Algunos niños tienen menos apetito sobre todo al inicio del verano o les apetecen solo alimentos fresquitos. Esto puede ser muy agobiante (mi hija lleva 2 meses comiendo muchísima menos cantidad que lo que comía en invierno) pero ¡es algo muy frecuente! Prueba a ofrecerle alimentos con más agua como frutas, helados caseros o leche fresquita de la nevera, etc. Algo que también te puede ayudar es ofrecerle menos cantidad de comida, más veces al día.

Sobre los helados

Si tu peque va a comer helados, siempre es mejor hacerlos en casa. A mi hija le encanta por ejemplo el helado casero de chocolate (cacao puro + plátano, triturar y al congelador) o el de naranja (zumo de naranja colado y a la nevera) Aunque es verdad que al triturar se desprenden más azúcares y que no es algo de lo que debamos abusar, ¡siempre va a ser más sano que un helado procesado del súper!

Menos cantidad pero más tomas de leche al día

Los más bebés puede que pidan menos biberón o leche materna pero más veces al día. A veces las familias se asustan porque piensan que “ha dejado de tomarse el bibe” pero si os fijáis en lo que toma en 24 horas veréis que es igual o muy parecido a lo que comía antes.

Como los que toman teta no nos dan información sobre la cantidad que están bebiendo, algo en lo que nos fijamos es en que estén hidratados (hace pipí con frecuencia, la piel es elástica “como siempre”, la boca está húmeda, etc.) y que vayan engordando en su percentil de peso (en su línea de peso, podéis revisarlo en alguna aplicación como la de “curvas de peso”).

Por tanto, pedir menos el biberón o leche materna no significa que tu hijo tenga problemas digestivos o de otra naturaleza. Fíjate en la suma del conjunto del día y/o controla la evolución de su peso / crecimiento.

Estreñimiento

En los meses de verano es más frecuente el estreñimiento porque al hacer calor nuestro cuerpo necesita más agua y si no la bebemos las heces son más duras (“se quedan más secas, sin agua”).

Hidratación adecuada

Durante el verano, los niños pierden más líquidos por el calor y el ejercicio. Ofréceles agua con frecuencia, especialmente cuando juegan al aire libre o participan en actividades deportivas.

¿Y bebidas “para el ejercicio”?

Estas bebidas del estilo de Aquarius no se recomiendan, no contienen la cantidad adecuada de electrolitos que necesita el peque y suelen tener azúcares. Los peques deberían beber solo agua y leche (o suero oral si sufren una deshidratación)

Alimentación equilibrada

No porque sea verano tenemos que dejar de comer bien, todo lo contrario. Nuestro cuerpo y el de nuestros hijos necesita que sigamos una dieta sana y ahora en verano además, necesita más líquidos (alimentos con “más agua” como frutas).También es buena idea ofrecer alimentos con fibra para evitar el estreñimiento: como frutas, verduras y cereales integrales. Si tienes dudas, siempre tienes disponible mi curso de alimentación (realmente el tema de la fibra no es tan sencillo como parece, hay diferentes tipos de fibra y también puede ser un problema lo contrario, pasarnos con la cantidad de fibra)

Curso de alimentación complementaria, Baby Led weaning y purés.

Gastroenteritis: el problema digestivo en niños más frecuente durante el verano

Uno de los trastornos intestinales más frecuentes en niños en verano es la gastroenteritis.

¿Pero qué es exactamente? La gastroenteritis es una infección gastrointestinal que provoca que los niños puedan tener diarrea, a veces fiebre o náuseas, vómitos y/o dolor abdominal.

Casi siempre ocurre por un virus, especialmente el rotavirus. Prácticamente todos los peques se infectan con este virus en sus primeros 4 años de vida. También puede producirse por bacterias o parásitos pero es menos habitual.

Si tu peque sufre una gastroenteritis este verano, lo más importante es que no se deshidrate. Ofrécele agua con frecuencia, leche o suero oral (de farmacia, no hecho en casa). No es recomendable que le des zumos de frutas o bebidas con burbujas (¡nada de Aquarius por favor! Tiene azúcar y puede empeorar las diarreas)

Ofrécele siempre el agua o el suero a sorbitos, por ej 5ml de suero oral cada 5 o 10 minutos y si el peque vomita, espera un poco, unos 20-25min a que se encuentre algo mejor y no tenga náuseas para volver a intentarlo.

¿Cómo se ha podido contagiar y que hago para que no le ocurra?

Los virus que causan gastroenteritis se contagian bastante fácilmente. Por ejemplo otro niño con restos de heces entre sus uñas (por tocar el pañal o rascarse) mete su mano en la boca de tu peque o toca algo que tu peque se mete en su boca…

También dependiendo del virus se puede transmitir solo a través de la saliva (tosiendo, tocando algo con saliva de otro) o del moco…

Ya ves que es difícil controlar una infección en un lugar donde hay varios niños jugando pero como consejo, lavarse las manos con frecuencia disminuye el riesgo de infecciones.

Como tip extra te digo que recuerdes que todos los niños pasarán una serie de infecciones en sus primeros años de vida (toda la vida, pero sobre todo en sus primeros años) y que gracias a estas infecciones sus defensas saben «trabajar» y enfrentarse a otros virus y bacterias, además de no atacar a nuestro propio cuerpo (alergias o enfermedades autoinmunes), así que no es malo que estén enfermos de vez en cuando, es algo natural.

La más importante es lavarle las manos con agua y jabón cada vez que vaya al baño y antes de las comidas (y las vuestras también familias para evitar contagios)

¿Cómo saber cuándo debes acudir al pediatra? Aunque suele pasar en unos días, hay algunos casos en los que sí deberías acudir a urgencias:

● No come ni bebe nada (o no toma al menos la mitad de líquidos, agua o leche que solía tomar)

● Los vómitos tienen sangre o restos negros, o son verdes

● No para de vomitar, no consigues que beba nada porque vuelve a vomitar

● Llora sin lágrimas

● Ojeroso, piel seca (pellizcamos y la piel no vuelve a su lugar)

● No hace pipí

● Niño adormilado, cuesta despertarlo

● Está muy irritable, cuesta consolarlo

● La diarrea tiene restos de sangre (rojo) o es de color negro o de color blanco

● La diarrea dura más de 14 días

● Fiebre alta que no baja

● Le duele mucho la barriga

● Algo te preocupa

Consejos para evitar problemas digestivos en niños durante el verano: intoxicaciones alimentarias, gastroenteritis, estreñimiento, etc.

Cómo evitar problemas digestivos en niños durante el verano: intoxicación alimentaria

Si no has sufrido ninguna intoxiación alimentaria es que has tenido suerte. Yo sufrí una hace poco, me comí una hamburguesa en una feria para niños en el pueblo y los siguientes días me estuve acordando de esa hamburguesa… ¡qué horror! ¡Qué dolor! ¡qué mal se pasa!

Durante los meses de verano son más frecuentes las intoxicaciones alimentarias que durante el invierno. Esto pasa porque en verano hace calor y es más fácil que las bacterias (y otros gérmenes) crezcan en los restos de comida y si conservamos mal un alimento o se manipula de forma incorrecta, podemos sufrir una intoxicación.

Los síntomas más frecuentes son el dolor de barriga, vómitos, diarrea y fiebre. Ante la duda, acude siempre a tu pediatra para que pueda descartar una intoxicación.

Te dejo algunos consejos que pueden ayudarte a evitarla:

No dejes los alimentos fuera de la nevera más de 1 hora en verano (2 horas en invierno como máximo), como te he dicho en verano es más fácil que las bacterias crezcan “de más” (como la salmonella, E coli…)

Los alimentos con los que debes tener más precaución son los huevos, carne, lácteos, frutas y verduras. También con el agua

Mucha higiene a la hora de cocinar: revisa siempre la fecha de caducidad, descongela en la nevera (¡nunca fuera en estas fechas!) o descongela rápido en el micro y cocina en el momento y lávate las manos antes de cocinar.

Si vas a un hotel con buffet, precaución si tienen la comida mal refrigerada o calentada durante mucho tiempo.

Si sales de picnic en un día de calor, intenta no llevar alimentos que puedan deteriorarse con el calor o llévate una neverita portátil con hielo para mantener los alimentos seguros para el consumo y si es posible caliéntalos en algún microondas antes de comértelos.

Estreñimiento

Uno de los más frecuentes problemas digestivos en niños durante el verano es el estreñimiento. Aunque es verdad que no es necesario que el peque haga caca todos los días, hay que estar atentos en esta época para que los niños no pasen demasiado tiempo sin hacer.

Te darás cuenta cuando veas que el peque tiene que hacer mucho esfuerzo para hacer caca, se queja de que le duele la barriga, lleva días sin hacer caca o ves que hace pequeñas bolitas (te dejo la escala de bristol de las heces, las de tipo 1 y 2 son estreñimiento y lo ideal es aspirar a que las cacas sean de tipo 4) Claro, estamos hablando sobre todo de niños que ya comen. Las cacas de los bebés en sus primeros meses de vida y a veces hasta que no comen bastante cantidad (aprox los 12m) son sin forma (bristol 5-6 según si toma leche materna o fórmula y su edad)

Escala de Bristol.

Por eso es especialmente importante incluir en su dieta variedad de alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras y cereales integrales. ¡Y ofrecerles agua si tiene sed!

Las respuestas de mi pediatra

¿Tienes más dudas? En mi libro “Las respuestas de mi pediatra, la guía más completa para cuidar de tu peque de los 0 a los 3 años”, podrás encontrar muchísima más información.

En el libro te explico el crecimiento, desarrollo psicomotor, sueño, alimentación… de cada etapa entre los 0 y los 3-4 años y además las revisiones con el pediatra y vacunas, enfermedades frecuentes en cada etapa y algunas dudas como: cólicos, chupete, peso y engorde, zapatos, piel, caídas y golpes, dermatitis infecciones más frecuentes por edades (tos, mocos, fiebre…), posibles mitos, rabietas, retirada del pañal, adaptación al colegio, lactancia materna o de fórmula, cuentos, regalos por edades…

Todas las dudas resueltas de forma sencilla, con colorines y de forma clara y divertida porque ya sabéis que es mi forma de hacerlo!

Las Respuestas de Mi Pediatra – Mar López

Puedes conseguirlo en mi web con regalo AQUÍ o en cualquier librería.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Crianza
Consejos para elegir y usar las gafas de sol en niños.
Gafas de sol para niños: ¿moda o necesidad?

Gafas de sol para niños: ¿moda o necesidad?

Cuando llega el verano empezamos a prepararnos para proteger la piel de nuestros peques del sol. Pero… ¿y los ojos?, ¿necesitan realmente unas gafas de sol o es solo una moda? Hoy te resuelvo todas las dudas sobre las gafas de sol (o anteojos / lentes de sol, como les llaman o llamáis en algunos países al otro lado del charco), con el objetivo de que estés preparado/a para el verano… y el resto de estaciones del año.

Crianza
Consejos para gestionar las rabietas.
Consejos para gestionar las rabietas

Consejos para gestionar las rabietas

Dejamos atrás la etapa de bebé y cuando todo parece más fácil… ¡llegan las rabietas a nuestra vida! ¡OMG! ¿Es bueno evitarlas?, ¿todos los niños pasan por ellas?, ¿cómo podemos gestionarlas? Las rabietas no son agradables ni para el niño ni para nosotros, nos “remueven” mucho, a algunos adultos les enfadan, a otros les asustan o se preocupan porque piensan que “la rabieta es culpa suya” y así podría seguir y seguir…

AlimentaciónCrianzaUrgencias
Desarrollo del bebé de 6 a 9 meses.
Desarrollo del bebé de 6 a 8 meses: ¿qué debo tener en cuenta?

Desarrollo del bebé de 6 a 8 meses: ¿qué debo tener en cuenta?

¡Los peques crecen tan rápido! Hace nada tenías un bebé recién nacido y te sorprendes viendo lo que ha crecido y todo lo que hace ya, ¡en solo 6 meses! (a algunos se les habrá pasado volando y a otros que tuvieron un bebé que lloraba tanto como la mía… se les habrá pasado más lento… pero estoy segura de que la época que viene ahora vais a disfrutarla mucho, es una época de carcajadas, de movimiento, de balbuceo y… ¡de decir adiós al cólico y a llantos intensos de la tarde-noche!)
Para que resuelvas dudas y conozcas que es habitual en cada etapa, te voy a explicar cómo es el desarrollo del bebé de 6 a 8 meses a nivel biológico, afectivo y social.

CrianzaUrgencias
Desarrollo del bebé de 1 a 3 meses.
Desarrollo del bebé de 1 a 3 meses: ¿qué tengo que saber?

Desarrollo del bebé de 1 a 3 meses: ¿qué tengo que saber?

Algunas de las preguntas que más me hacéis siempre son sobre el desarrollo del bebé. ¿Mi peque tendría que sentarse ya solito?, ¿cuándo va a sonreír?, ¿es normal que no hable aún?, ¿cuándo debería mantener la cabeza? Por eso voy a ir recopilando en mi blog algunos de los momentos más importantes en el desarrollo de cualquier niño a nivel biológico, afectivo y social. En este primer artículo te hablaré sobre el desarrollo del bebé de 1 a 3 meses. En esta época pasan muchísimas cosas. ¡Te lo cuento aquí!

Descarga tu Guía de Alimentación gratis

¿Conoces los alimentos prohibidos al inicio de la Alimentación Complementaria? ¿Y entre el año y los tres años?

¿Sabes con cuáles se ATRAGANTAN más? ¿Y qué algunos no deben comerlos hasta los 6 años o incluso NUNCA?

En esta guía te explico TODO lo que debes saber sobre alimentos permitidos y prohibidos entre 6 meses a 12 años para que puedas disfrutar de la alimentación de tu pequeño con tranquilidad y seguridad.

*Descargándote la guía te suscribes a mi newstlerter y recibirás emails con novedades sobre mi consulta, posts o cursos.

Guía alimentos prohibidos
Las respuestas de mi pediatra.

Las respuestas de mi pediatra

¡OS PRESENTO MI NUEVO LIBRO!
En este manual práctico y ameno abordo todo sobre las principales dudas pediátricas que te puedan surgir.

Si quieres comprar el libro en mi web, puedes escoger gratis una agenda tu peque de 0 a 4 años o una guía ilustrada de atragantamiento.

SOBRE MÍ

Me llamo Mar López y soy Pediatra y Mamá.

Muchos me conocéis de Instagram, donde publico información sobre la salud infantil. Desde allí me habréis visto en vídeos, espero haberos transmitido mi forma de entender la pediatría.

Soy una pediatra cercana y sensible. Considero que cada familia es distinta y tiene necesidades diferentes, así que adapto mi forma de trabajo a vosotros porque lo que funciona para unos no lo hace para otros. De esta forma respeto vuestras necesidades.

Me gusta explicar e informaros para que entendáis lo que le ocurre a vuestro pequeño y así tomemos decisiones conjuntamente, respetaré el camino que elijáis y os acompañaré viendo crecer a vuestros hijos.